thumb
 18/09/2018

Titulares:

Según José Luis Isase:
"No estamos siendo arbitrarios, el aumento es legal"

A A
Insiste que la autoridad municipal de Mariño se ha hecho de la vista gorda ante el legal aumento de la tarifa en rutas urbanas y suburbanas

"No estamos siendo arbitrarios, el aumento es legal porque la ley establece que el último trimestre del año se debe establecer los elementos técnicos y en el primer trimestre se deben publicar. No hemos logrado que el gobierno lo entienda así, por el contrario se ha pedido es prorroga", así comenzó diciendo José Luis Isase, presidente del Sindicato Único de Trabajadores del Transporte del Estado Nueva Esparta (Suttene).

En entrevista al Diario Caribazo, Isase señaló que las tarifas del transporte público urbano y suburbano decidieron comenzarlas a cobrar ayer motivado a que no han llegado a ningún acuerdo con el gobierno municipal.

Se conoció que en el caso de los municipios Tubores y Marcano ya están aprobados los aumentos por la municipalidad. "A excepción del municipio Mariño donde el alcalde se desentendió de la problemática y de su responsabilidad. Presumimos que como él tiene un instituto autónomo de transporte y vialidad que es quien debería asumir su responsabilidad y en efecto tampoco lo hizo", acotó Isase.

LA MUNICIPALIDAD SE HIZO DE LA VISTA GORDA
Según el presidente de Suttene, a partir del 1 de abril debió haber iniciado el aumento, sin embargo fueron consecuentes con los usuarios y con la autoridad del gabinete municipal quien hasta la fecha –indica- se ha hecho de la vista gorda.

"A nosotros nos preocupa que hacia este sector se pretenda poner orden y los que están en la calle cobran dos veces la tarifa para el mismo destino y no exista ningún tipo de control. Pareciera que nos están llevando a que tomemos medidas de presión y crear el caos para que se nos dé una respuesta, pero nosotros pensamos que esa no es la mejor vía", aseguró.

De acuerdo con Isase, el usuario les está pidiendo dos cosas, primero que se mejore el trato del conductor hacia el cliente y el segundo caso es optimicen las condiciones de las unidades.

"Esa es la parte más difícil, primero porque el trasporte no tiene políticas públicas de crédito, antes teníamos a Fontur pero desde hace muchos años dejó de invertir en su objetivo, que era la inversión en el transporte público urbano y suburbano, la última unidad que entregó aquí fue en el 2007", explicó.

ANARQUÍA TRAE MÁS ANARQUÍA
"Si el gobierno me dice que nos va a multar, sencilla y llanamente el planteamiento que hay en el sector es que de ocurrir estas presiones aquí se van a acabar las organizaciones y cada quien trabajaría independiente. Creemos que esa no es la vía, anarquía trae más anarquía", advierte Isase.

INCREMENTO DE UNIDADES
Otro de los argumentos de Isase, fue la necesidad de incrementar mínimo unos ocho mil puestos de traslado, "por eso vemos las unidades saturadas. Tenemos problema de tráfico también y del estado de las vialidades. Lamentablemente el estado venezolano cometió el error de no tomar el transporte como prioridad sino como un elemento de activismo político", cuestionó.

José Luis Isas, presidente de Suttene

 Publicidad
 Twitter
 Publicidad