thumb
 24/09/2018

Titulares:

Donar sangre no baja las defensas no engorda ni da anemia

A A
Una jornada especial de donación de sangre se efectuó este sábado en el parque Generalísimo Francisco de Miranda, en Caracas, como parte de las actividades programadas para promover esa práctica de solidaridad humana, a propósito de la proximidad del Día Mundial del Donante de Sangre, que se conmemora cada 14 de junio con el ideal de motivar a más personas a dar vida donando plasma.

Por altavoces, los animadores del evento daban la bienvenida a todos los visitantes del parque que transitaban frente a la concha acústica: “Amigos, donar sangre es un acto de humanidad, cualquiera puede hacerlo. Donar sangre no baja las defensas, no engorda ni da anemia”.

Así, los organismos participantes tratan de vencer algunos de los mitos más populares que limitan la disposición de las personas a prestar sus venas para dar vida a otras e incrementar la disponibilidad del fluido corporal en los bancos de hospitales y clínicas.

No obstante, la coordinadora del Programa Nacional de Bancos de Sangre, Lía Talavera, dijo que la jornada marchaba con mucho éxito: “Hasta las 11:00 de la mañana hemos contado con unas 50 donaciones, aproximadamente”, y la cifra es para ser optimistas, tomando en cuenta que los índices de donación de sangre en Venezuela siguen muy por debajo de los estándares internacionales.

La garantía de disponibilidad del recurso amerita entre 40 y 50 donaciones anuales por cada 100 mil habitantes y en Venezuela ese número no llega a 16 en la actualidad.

Florimar Tolosa, de 23 años, relató que todo el proceso le tomó unos 20 minutos: “Llené la planilla con mis datos, respondí a una serie de preguntas sobre medicamentos, enfermedades y otras cosas para verificar si podía ser donante, me pesaron, me sacaron la sangre y luego me dejaron unos minutos en recuperación con un juguito”.

Esta chica se sintió motivada a acercarse y dar 500 cc (medio litro) de su sangre “porque he visto por los noticieros que hay muchas personas que la necesitan y parece que pocas están dispuestas, entonces es para sumar un granito de arena”.

Otras personas, que sólo miraban el proceso, llamadas por la curiosidad, argumentaron que no lo harían “por miedo” o porque entendían que podían sentirse débiles.

“Por eso la idea de estas jornadas, con música, bailoterapia y kickboxing. Es cambiar la idea de que las personas tienen que donar sangre como un hecho ligado al hospital. Estamos tratando de desmitificar esas y otras ideas”, relacionó Talavera.

Las estadísticas dicen que 20% de la población puede necesitar sangre en cualquier momento. Si los venezolanos donaran sangre una vez al año, ninguna persona se vería en dificultades al momento de requerir una transfusión. Con 500 cc pueden salvarse al menos tres vidas y, si el donativo va dirigido a un hospital de niños, el número puede ser mayor.

 Publicidad
 Twitter
 Publicidad