thumb
 18/09/2018

Titulares:

Capos colombianos extendieron redes en Suramérica

A A
Varios de los más importantes capos colombianos de las drogas extendieron sus tentáculos en algunos países suramericanos, en los que adquirieron propiedades, negocios y empresas y en algunos montaron sus laboratorios de refinado.

‚ÄúTienen caballos de polo, condominios y familias en Argentina; laboratorios en Bolivia y Ecuador y empresas en Paraguay y Uruguay‚ÄĚ, seg√ļn una investigaci√≥n publicada por el diario El Tiempo.

‚ÄúLa amenaza para la seguridad regional ha llegado a tal nivel que la ministra de seguridad de Argentina, Nilda Garre, lanz√≥ un S.O.S. a Colombia hace un mes, en la Cumbre de Seguridad de Unasur en Cartagena‚ÄĚ, destaca el informe.
Seg√ļn dijo Garre, ‚Äúvan 33 capturas de capos en los √ļltimos meses, 78 propiedades allanadas y 43 empresas intervenidas por lavado de activos‚ÄĚ en su pa√≠s.

La historia en Argentina se inici√≥ cuando el jefe mafioso y paramilitar Diego Murillo Bejarano, alias ‚ÄúDon Berna‚ÄĚ, extraditado a Estados Unidos, revel√≥ su intenci√≥n de enviar a su familia al sur del continente (Argentina) para protegerlos de los riesgos de las declaraciones que hac√≠a desde una prisi√≥n.
En ese pa√≠s hay evidencia de sobra de que es el trampol√≠n para moverse a Paraguay, Uruguay, Bolivia y Chile, adem√°s de que all√≠ fueron capturados sicarios y familiares del capo Daniel ‚ÄúEl Loco‚ÄĚ Barrera.

En Bolivia, el propio presidente Evo Morales admite que el narcotráfico superó a sus autoridades.

Una ‚Äúguerra‚ÄĚ entre la banda de ‚Äúlos urabe√Īos‚ÄĚ y hombres de ‚ÄúEl Loco‚ÄĚ Barrera se traslad√≥ all√°.

‚ÄúTienen laboratorios, siembra de coca y pistas‚ÄĚ, se√Īala la investigaci√≥n y la situaci√≥n en ese pa√≠s ‚Äúllev√≥ a que el viernes se propusiera en Bolivia hacer un censo de colombianos para saber qui√©nes son delincuentes‚Äú.
En Uruguay se gestiona una ley para que, al igual que en Colombia y México, el Ejército pueda entrar a combatir al narcotráfico.

Los mafiosos, de acuerdo al mismo informe, ‚Äúest√°n aprovechando las debilidades legales de Paraguay y Brasil en materia de lavado e importaci√≥n de insumos, la baja cobertura de radares en el espacio a√©reo de Venezuela y Argentina, la laxitud del control de cultivos en Bolivia y la flexibilidad en materia de inmigraci√≥n en toda Latinoam√©rica‚ÄĚ.

En Chile también aumentó el narcotráfico y se disparó un 38 por ciento el lavado de dinero a través, principalmente, de casas de cambio con socios de las mafias colombianas.

En Uruguay, la Direcci√≥n de Inteligencia investiga si el aumento en la tasa de homicidios est√° vinculado con la llegada de narcotraficantes colombianos y brasile√Īos.

La investigaci√≥n de El Tiempo se√Īala que ‚Äútuvo acceso a informes de inteligencia que hablan de m√°s de 200 propiedades de la mafia colombiana en estos pa√≠ses, incluidos caballos de polo, condominios y empresas de productos c√°rnicos, m√°quinas cosechadoras, empresas de exportaci√≥n de piedras preciosas y comercializaci√≥n de embriones vacunos que usan de fachada para exportar coca a Europa y EEUU.‚ÄĚ

Todas esas ‚Äúempresas‚ÄĚ est√°n vinculadas a ‚Äúcastas mafiosas‚ÄĚ como la de ‚ÄėMicky‚Äô Ram√≠rez (en Uruguay), el ‚ÄėLoco‚Äô Barrera (Paraguay), ‚ÄėMart√≠n Llanos‚Äô (Bolivia y Venezuela) y Leonidas Vargas (Chile).

Mientras, a√Īade, ‚Äúen Argentina casi todas confluyen‚ÄĚ.
El director de la Polic√≠a colombiana, general √ďscar Naranjo, revel√≥ al diario que ‚Äúya son 32 los narcos colombianos que han ca√≠do en el exterior, la mayor√≠a en pa√≠ses latinoamericanos‚ÄĚ.

 Publicidad
 Twitter
 Publicidad