thumb
 20/09/2018

Titulares:

Isabel II preside un histórico desfile fluvial de mil barcos por el Támesis

A A
En una embarcación decorada con 10.000 flores de sus jardines, la reina Isabel II asiste hoy a un histórico y espectacular desfile de un millar de barcos por el río Támesis de Londres para conmemorar su Jubileo de Diamantes.

La procesi√≥n fluvial, que comenz√≥ pasadas en el puente Albert, re√ļne g√≥ndolas, veleros, traineras, barcos militares, lanchas y embarcaciones de recreo, que transportan a unas 20.000 personas y se considera el mayor espect√°culo n√°utico de los √ļltimos 350 a√Īos en el Reino Unido.

La soberana, que celebra durante este fin de semana sus 60 a√Īos en el trono, se embarc√≥ junto a su esposo, el duque de Edimburgo, y otros miembros de su familia en el "Spirit of Chartwell", un barco de recreo utilizado para transportar turistas que ha sido adaptado y decorado para la ocasi√≥n en rojo, dorado y p√ļrpura al estilo de las embarcaciones fluviales de los siglos XVII y XVIII.

Sonriente ante entusiasmo popular y la ausencia de lluvia en ese momento, Isabel II subi√≥ a la embarcaci√≥n con un conjunto de vestido y abrigo blanco a juego con un sombrero del mismo color de su dise√Īadora personal, Angela Kelly. La soberana, que eligi√≥ ese tono para contrastar con los colores azul y rojo de la bandera brit√°nica, llevaba adem√°s sus inseparables guantes, en esta ocasi√≥n de color lila, y un broche plateado en la solapa.

La Reina y el duque de Edimburgo viajan sentados en dos tronos rojos protegidos de la amenaza de lluvia por un dosel dorado en lo alto de la cubierta de una embarcación cuya proa luce una escultura color oro con los símbolos del Támesis.

Un enorme "E", la inicial en inglés del nombre de la reina Isabel, cubre la cubierta del barco, en el que también viajan el príncipe Carlos, su esposa Camilla, el príncipe Enrique y los duques deCambridge,William t Catherine.
Todos los miembros masculinos de la familia asisten al desfile con sus uniformes militares mientras sus parejas lucen coloridos vestidos con sombreros, de tono rojo y de Alexander McQueen en el caso de la duquesa de Cambridge.

En el resto del millar de embarcaciones viajan, además de los miembros de la familia real, políticos, personalidades del mundo del espectáculo y el deporte del país, autoridades de los países de la Commonwealth y los Middleton, familia política del príncipe Guillermo, nieto de la soberana.

La procesión fluvial recorrerá 11 kilómetros durante tres horas y se calcula que reunirá a millón de personas a las orillas del río, a pesar de la lluvia y las bajas temperaturas.

Un total de 50 pantallas gigantes se han instalado a lo largo del recorrido para que la gente pueda ver con mayor detalle un desfile que cruzar√° doce puentes del r√≠o londinense y que ha requerido dos a√Īos de preparativos de preparativos y ha tenido un coste 12 millones de libras (14,8 millones de euros).

Este dinero ha sido recaudado a trav√©s de donaciones privadas aunque el coste del despliegue de seguridad, que incluye 20 embarcaciones de rescate mar√≠timo, corre a cargo de los presupuestos p√ļblicos.

La procesi√≥n fluvial est√° siendo amenizada por bandas m√ļsica a bordo de diez barcazas, adem√°s de la Filarm√≥nica de Londres, que tocan composiciones cl√°sicos, canciones tradicionales escocesas, temas folcl√≥ricos ingleses e incluso melod√≠as de Hollywood.

Al paso de Isabel II sonarán además las campanas de las iglesias situadas a las orillas del Támesis y la banda sonora de las películas de James Bond se escuchará cuando la embarcación de la Reina pase por delante de la sede los servicios secretos británicos.

La llegada de la comitiva real al Puente de la Torre, donde termina el desfile, será recibida por miles de personas que escucharán el himno "Dios salve a la Reina", en honor a una soberana que disfruta en estos momentos de unos niveles de popularidad históricos.



 Publicidad
 Twitter
 Publicidad