thumb
 24/09/2018

Titulares:

Cabrera sobre Magglio: "Es duro verlo ir así"

A A
El próximo domingo en Detroit y ante un Comerica Park que promete estar a reventar, el jardinero venezolano Magglio Ordóñez hará oficial su retiro del beisbol profesional, luego de 15 exitosas temporadas en las Grandes Ligas.

Indudablemente, dicha noticia causó una marea de emociones entre los jugadores del patio.

“Es difícil ver a un amigo irse así” le comentó Miguel Cabrera a MLB.com sobre el retiro de Ordóñez, quien sirvió como su mentor cuando el antesalista llegó a los Tigres en el 2008. “Nosotros sabemos que él puede seguir jugando a este nivel” agregó el maracayero, quien también indicó que llama por teléfono a su ex compañero con regularidad.

“Creo que la gente debería apreciar lo que hizo en el beisbol” continuó Cabrera. “Lo que hizo por los Tigres y por los Medias Blancas”.

Ordóñez, de 38 años de edad y quien debutó con los patiblancos en 1997, tuvo una de las mejores carreras para pelotero alguno en su época y con toda seguridad, se encuentra entre los mejores toleteros que han salido de este país.
“Cuando era niño, solía jugar con mis amigos, hacer un equipo perfecto de venezolanos y él siempre era mi tercer bate” señaló José Altuve. “Para mí, él era uno de los mejores” añadió el camarero de los Astros de Houston.

Un título de bateo, 3 Slugger de Plata y 6 invictaciones al Juego de Estrellas, son solo algunos de los reconocimientos que recibió el falconiano a lo largo de su carrera.

Sin embargo, su habilidad natural para batear no siempre trajo alegrías para los venezolanos, especialmente para aquellos que tenían la difícil tarea de enfrentarlo.

“Tuvimos grandes duelos cuando yo estaba con los Mellizos y él con los Medias Blancas” dijo Johan Santana. “Él era uno de los outs más difíciles en ese lineup cada día y siempre encontraba formas para hacernos daño” aseguró el dos veces ganador del premio Cy Young.

No obstante, sus compatriotas no son los únicos con elogios para Ordóñez.
“Hubo un tiempo en el que podía hacerlo todo” señaló Paul Konerko, ex compañero del venezolano en los Medias Blancas. “Correr, batear, lanzar, lo que sea. Él podía hacerlo todo en el campo. Rara vez lo vi hacer algo mal. Siempre lo hacía todo bien. Esos primeros años, era increíble. Parecía que nunca hacía un error” agregó el slugger, quien también aseguró que Ordóñez ha sido el mejor pelotero con el que ha jugado en su carrera.

Pero si alguien tuvo un buen asiento para presenciar el poderío del guardabosque en el plato, indudablemente fue Jim Leyland, quien fue su manager durante los últimos 6 años de su carrera en las mayores.

“Magglio era una amenaza” comentó Leyland, quien también elogió el comportamiento del criollo fuera del terreno de juego. “Él era un tremendo y callado compañero”.

Para un país que ha estado acostumbrado a sus batazos y logros por 15 años, será muy complicado iniciar el proceso de asimilar un beisbol sin Magglio Ordóñez. Un proceso que tendrá un bonito arranque este domingo, cuando un repleto Comerica Park le brinde un merecido homenaje al nuevo inmortal de la pelota nacional.


 Publicidad
 Twitter
 Publicidad