thumb
 25/04/2019

Titulares:

Magglio Ordóñez: una carrera de infinitas alegrías

A A
La carrera del jardinero Magglio Ordóñez ha sido, indudablemente, una de las más sobresalientes para venezolano alguno en el mejor beisbol del mundo. Mucho más de los batazos y logros, el patrullero siempre se encargó de poner la bandera nacional en lo más alto de cada uno de los parques en los que jugó. Esa gloriosa trayectoria de 15 años, llegará a su fin este domingo.

Ordóñez, de 38 años de edad, pasó los primeros meses de 2012 a la espera de una llamada telefónica de uno de los gerentes generales de las 30 novenas de Grandes Ligas y aunque sus números vitalicios inspirarían a cualquier organización a ofrecerle un contrato, dicha llamada nunca llegó.

Las lesiones son, posiblemente, la única cosa que Magglio removería de su ilustre carrera si tuviese la oportunidad. Mismas lesiones que impidieron que las miradas de varios ejecutivos se centraran en el criollo.

Sin embargo y aún cuando el fin del camino haya llegado más temprano de lo que el guardabosque pudo pensar, nadie podrá robarle el derecho a salir a la calle y decir: “Tuve una de las mejores carreras para pelotero alguno en mi época.

Es por eso, que hoy les presentamos algunos de los mejores momentos en la carrera de quien este domingo, pasará a ser un nuevo inmortal de la pelota nacional.

• Para Magglio, todo comenzó un 29 de agosto de 1997, cuando los Medias Blancas de Chicago le brindaron la oportunidad de saltar a un campo de las mayores por primera vez en su carrera.

A pesar de ver acción en apenas 21 juegos esa temporada, los síntomas de que alguien importante había llegado para quedarse, no necesitaron mucho más para aparecer en la llamada “Ciudad de los Vientos”. Magglio culminó su primera pasantía en las mayores con promedio de .319, con 11 remolcadas y 4 batazos de vuelta entera.

• Luego de jugar sus primeras 8 temporadas en las mayores con los patiblancos, con quienes se consagró como figura, Ordóñez firmó un contrato con los Tigres de Detroit por 5 años y 85 millones de dólares el 7 de febrero de 2005. Dicho contrato significó el segundo más grande pagado por los bengalíes en su historia al momento.

• El 14 de octubre de 2006, es, sin lugar dudas, una de las fechas mejor recordadas por el falconiano y todos sus seguidores.
Con dos outs en la pizarra y cuenta de 1-0 en el noveno inning del cuarto juego de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, Ordóñez conectó un cuadrangular de 3 carreras ante el cerrador de los Atléticos de Oakland, Huston Street, para dejarlos en el terreno y completar la barrida de los Tigres, que avanzarían a su primera Serie Mundial desde 1984.

El vuelacercas del criollo, fue apenas el octavo conectado en la historia de las Grandes Ligas para culminar una serie de postemporada.


 Publicidad
 Twitter
 Publicidad