thumb
 25/03/2019

Titulares:

Los tub√©rculos y leguminosas aportan m√ļltiples beneficios al organismo

A A

La naturaleza, como la propia tierra en sí misma son sabias, debido a que nos brindan todos los alimentos y nutrientes necesarios para vivir y mantener un estado óptimo de salud. De allí, la importancia de concienciar a la población para cuidar el medio ambiente y los recursos naturales.


Un ejemplo de las riquezas naturales son los tubérculos, tallos subterráneos modificados y engrosados, llenos de vitaminas y minerales, que se convierten en una forma excelente de energía. “Comúnmente suelen confundirse con cereales y leguminosas, debido a que ambos se caracterizan por un elevado aporte de hidratos de carbono”, afirma Héctor Cruces (@sportdiet), nutricionista.


Los tubérculos están constituidos principalmente por almidón y fibra, y los principales son las papas, boniato o batata, la yuca, remolacha, entre otros. En este sentido, el especialista señala los beneficios de éstos nutrientes y la forma adecuada de prepararlos para su consumo: la papa, la Batata, la remolacha, la yuca.


Leguminosas: proteínas de origen vegetal


Otro de los aportes, de origen vegetal, que nos ofrece la naturaleza son las leguminosas; y aunque su término parezca desconocido, es probable que esta planta herbácea, en forma de vainita, pertenezca a nuestro grupo alimenticio. Las más conocidas abarcan los frijoles secos, lentejas, arvejas, caraotas y quinchonchos.


De acuerdo con el especialista, culturalmente, muchos suelen clasificarlas como proteínas, y la realidad es que forman parte de los carbohidratos. No obstante, contienen proteínas, pero éstas, al ser de origen vegetal, tienen una calidad menor a las de origen animal, como la carne.


Preparación y consumo moderado


Son alimentos muy versátiles en cuanto a su preparación, y se pueden preparar en estofados, caldos, guisos, ensaladas y hamburguesas. “Aunque, combinados con alimentos ricos en vitamina C, como los cítricos, es posible mejorar su absorción y calidad, también podemos encontrar altas cantidades de calcio y vitaminas de complejo B, que cumplen importantes funciones en nuestro organismo”, agrega.


Sin embargo, la combinación de cereales (arroz, pasta) más legumbres aumenta la calidad de la proteína, y si a esto se le añade un fruto rico en vitamina C, mejorará la absorción del hierro. “No hay que dejar a un lado que, a pesar de sus múltiples beneficios para la salud, el aporte energético de estos alimentos es elevado, lo que se traduce en una alto aporte de calorías, por ello debe ser consumido en porciones adecuadas, teniendo cuidado de no exceder la ingesta”, explica el galeno.


 Publicidad
 Twitter
 Publicidad