thumb
 18/10/2018

Titulares:

Expertos en ciencia ciudadana de Latinoamérica se reúnen por la conservación

A A

Una reunión internacional de ciencia ciudadana por la conservación de la naturaleza, que se inicia hoy en México, constituye "una oportunidad para abrir las puertas y mostrar al mundo lo que hace Latinoamérica", dijo a Efe Jon Paul Rodríguez, del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas.


En el panel y diálogo latinoamericano "Ciencia ciudadana, conociendo la naturaleza juntos", en Ciudad de México, participan más de 30 expertos procedentes de 17 países latinoamericanos, además del país anfitrión (México) y Estados Unidos.


Durante tres días los delegados intercambiarán por primera vez información sobre el estatus de iniciativas en ciencia ciudadana, mejores prácticas y casos exitosos.


El doctor Rodríguez consideró que uno de los retos es reconocer que es "legítimo e importante la idea de involucrar a la sociedad para que participen en la ciencia ciudadana", una nueva visión que permite unir la intervención de la sociedad en la actividad científica.


Monitoreo y registro de especies, observación de aves, buceo, recorridos por senderos naturales y el uso plataformas digitales como iNaturalist o Enciclovida son algunas de las iniciativas que se presentarán.


El también presidente de la Comisión para la Supervivencia de las Especies de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) reconoció que "posiblemente Venezuela es el país más bajo en participación de ciencia ciudadana".


Subrayó que su reto es "identificar cómo transformar a la ciudadanía para que participe".


Rodríguez consideró también fundamental involucrar a los gobiernos locales: "No se puede hacer un traba


Agregó que "lo ideal sería que la ciudadanía genere datos y los gobiernos organizaran esta información", y paralelamente buscar estrategias creativas de financiamiento y sistematización de datos.


En ese sentido reconoció el trabajo de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) de México y el Instituto Nacional de Biodiversidad (Inbio) de Costa Rica.


En la ciencia ciudadana el público contribuye con información, aprende el proceso de adquirir conocimiento, valora la ciencia y la naturaleza.


Rodríguez reflexionó que una forma de convencer a los gobiernos es demostrarles la utilidad de la participación social en la ciencia. "En Venezuela es complicado transmitir este mensaje", expresó, y reconoció que en otras regiones de Latinoamérica la situación es similar.


Carlos Galindo Leal, director de comunicación de la ciencia de Conabio, dijo a Efe que esta reunión busca co


Compartió que México cuenta con dos de las iniciativas más grandes a nivel mundial: EBird y iNturalist (Naturalista en México).


"La gran ventaja para México es que la información que se genera se integra al Sistema Nacional de Información sobre Biodiversidad, que maneja Conabio, y además está disponible al público", explicó.


El doctor Galindo enfatizó que no puede existir información tan completa si el gobierno no se une con redes de instituciones científicas.


Ejemplificó con Enciclovida, plataforma digital de código abierto desarrollada por Conabio, que reúne información de especies de plantas y animales de México combinando datos provenientes de gobierno, academia y ciudadanos.


Y anunció el interés de que esta plataforma pueda aplicarse en otros países y generar una conectividad en la información sobre biodiversidad de Latinoamérica.


En ese sentido Galindo explicó que la National Geographic Society, Conabio y iNaturalist seleccionaron a representantes que "sirvieran de catalizadores" en cada país.


El Instituto Humboldt (Colombia), el Centro para la Conservación de la Biodiversidad (Perú), organizaciones civiles como Guyra (Paraguay) y Provita (Venezuela), y el Ministerio de Sustentabilidad y Medio Ambiente de Argentina son algunos de los participantes.


La ciencia ciudadana puede ser una vía para la conservación de la naturaleza, principalmente porque muchos de los problemas ambientales son regionales o continentales, y la solución tiene que ser a esos mismos niveles.


Un siguiente paso es "pensar en la creación de una red latinoamericana de ciencia ciudadana", finalizó Galindo.


 Publicidad
 Twitter
 Publicidad