thumb
 16/11/2018

Titulares:

Empresa privada se debate entre aceptar o rechazar subsidio de salario m铆nimo

A A

El próximo 15 de septiembre comenzará a regir el incremento del salario mínimo a BsS 1800 con una subvención del Estado por 90 días para las empresas privadas. “Esta iniciativa del Gobierno de cubrir el aumento de 3.364,2% ha generado un dilema entre los empresarios privados al decidir si permiten o no la subvención, que le daría al gobierno poder sobre las empresas”, indica Héctor Benavente, consultor estratégico empresarial.


Por la Ley Contra la Corrupción aquellas empresas que reciban dinero público pueden ser auditadas por el gobierno lo que le daría poder sobre las empresas, al obtener control parcial o total de éstas.


Entonces, al tener que discernir entre el dilema de optar o no por el subsidio es importante también hacer un análisis a fondo del impacto del aumento de salario en las finanzas, en especial el flujo de caja de la empresa. Se debe tomar en cuenta la evolución en el tiempo y no solo el primer mes.


Es importante estudiar la estructura y sector donde se opera para poder tener una idea clara del riesgo que representa el uso del subsidio. Y finalmente luego de ponderar esto se debe tomar una decisión.


Particularmente, recomiendo es que en caso de no ser necesario el uso del subsidio (para la viabilidad de la empresa) no se recurra a éste, ya que los riesgos son mayores que los beneficios.


Agregó que el impacto del incremento salarial no será problema. “A mediano y a largo plazo, con la inflación y subida del dólar paralelo, esto no será problema. El impacto que va a tener será en el aumento en los costos de la empresa y en el aplanamiento de la escala salarial que muchos empleados no entenderán”.


Uno de los economistas más importantes del país comentaba que esperaba una inflación de 40% semanal. Esto significa una inflación de casi 300%, o lo que es igual un aumento de precio de casi 4 veces. Si este valor se mantuviese los siguientes 3 meses, esos donde el gobierno ofrece el subsidio, significa que para diciembre los precios habrían aumentado casi 57 veces.


Este aumento de los precios irá acompañado de un aumento, en medida muy similar del valor del dólar paralelo. El dólar siempre termina alcanzando a la inflación, y puede llegar a superarla según sean las expectativas del mercado. Con estos valores, una inflación en 3 meses que podría ser del 5.800% o más, se puede observar que el aumento de salario perderá su valor de forma rápida.


Además, siempre queda la posibilidad que el gobierne decrete más aumentos de salario o los ligue a una variable como pueda ser el valor del Petro u otro valor, y así seguir aumentándolo.


Explicó que lo normal es que muchos empleados arranquen en salario mínimo y desaparezcan las escalas salariales, por lo que se recomienda otorgar una bonificación en moneda dura a quienes ocupan puestos claves, pues conservar el personal esencial de una empresa es la mejor inversión.


Benavente recordó la importancia de contar con la consultoría estratégica para planificar y crear escenarios que permitan tomar acción a la medida de la velocidad de la hiperinflación. “Se prevé más inflación, más controles, más escasez. Lo que vivimos hasta ahora fue el entrenamiento. Ya empieza el verdadero maratón y la parte más dura de la hiperinflación”.


 Publicidad
 Twitter
 Publicidad