thumb
 12/11/2018

Titulares:

Corralito bancario se consolida aunque exista nuevo cono monetario

A A

Gran malestar persiste por parte de centenas de usuarios de distintas entidades financieras establecidas a todo lo largo y ancho del territorio nacional por la extensión del llamado “corralito bancario”, el mismo que supone el retiro de poco papel moneda -por no decir nada - de la banca pública y privada.


Y es que no hay un ciudadano que se escape de éste, sumándose a ello el pésimo funcionamiento de los cajeros automáticos así como el mal trato que les dan a los adultos de la tercera edad.


“Mira estamos mal, cómo es posible que desde el año pasado nos tengan así. Chico, ¿qué hago yo con 20 Bs.S? (2.000.000 Bs.F)… ¡Es que ni siquiera me alcanza para comprar un bendito arroz!”, rezongó Julia Bastidas, cliente.


Para Hernán Barrios, de oficio comerciante, el disgusto tiene fundamento. “Tengo un rato largo que no he podido retirar efectivo del banco porque sencillamente esa cola es pa’ loco. Lo peor de todo es que debo cancelar un taxi para trasladar la mercancía y allí se me va todo el efectivo.


Un tercer entrevistado, Ramón Guilarte, coincidió con sus homólogos. “¡Ejele! esto es un desastre. Pude cobrar sólo 10 Bs.S y para colmo no pude hacer pagos a mi tarjeta de crédito porque el cajero automático no funciona… Pensé que con el nuevo cono monetario iban a dar más plata. ¡Caray!”.


Los adultos mayores también aprovecharon para hacer hincapié al trato que les dan. “Cónchale yo sé que hay poquito efectivo, pero por lo menos atiendan mejor a los abuelos ¡vale! Uno no puede preguntar nada pues le ponen cara de perro… Chamo, todos vamos pa’ viejo”, sentenciaron.


La mayoría de las veces el corralito va acompañado de un implícito control de cambio. “¿Será que el gobierno lo que está es buscando evitar la fuga de capitales o evadir el movimiento de la moneda local por falta de liquidez o de billetes?”, fue una de las interrogantes que planteó el pueblo en la calle.


Lo que si es cierto es que en vista del sistema económico vigente se ha generado un “mercado negro” el cual unos cuantos vivos contenían beneficiándose con el hambre de los venezolanos. “Los productos cancelados con efectivo salen más baratos que pagarlos con punto de venta y los billetes actuales todavía se revenden. Eso tiene que acabar”, hilvana don Guilarte.


“En tanto la inflación se coma el poder adquisitivo, la casa de la moneda seguirá imprimiendo billetes para el uso del gobierno y sus acólitos, generando mayor sufrimiento para el pueblo… Esperemos que no sea así y el país salga adelante”, remataron algunos entrevistados.


 Publicidad
 Twitter
 Publicidad