thumb
 21/10/2017

Titulares:

Una quincena no alcanza para comprar jam贸n y queso

A A

“Un lujo”, así calificó Ana Blanco, ama de casa, la compra de charcutería en el mercado municipal de Puerto La Cruz.


Blanco, vecina de Bella Vista, detalló que ya no compra jamón, queso rebanado blanco y amarillo, pues ahora lleva sólo el lácteo para rallar ya que “sus precios son muy elevados”.


Y es que para adquirir un kilo de queso y uno de jamón hacen falta Bs 96 mil, es decir, 21 días de trabajo para aquel empleado que devengue salario mínimo (Bs 135 mil).


El queso duro pasó de costar Bs 29 mil la semana pasada a Bs 36 mil. Leonel Malavé, vendedor porteño, sostuvo que los precios se incrementan todos los viernes.


El mozzarella, rebanado o entero, se vende en Bs 45 mil y el guayanés cuesta Bs 35 mil.


El jamón, por su parte, vale Bs 45 mil el tipo fiambre, de espalda Bs 50 mil y de pierna Bs 60 mil.


Argenis Indriago, comerciante, señaló que pese a los precios elevados la mercancía aún se vende, “aunque no como antes”.


“La gente hace su sacrificio porque no se va a comer la arepa o el pan solo”, aseguró.


Indriago resaltó que la clientela adquiere los alimentos en menos cantidad. “Si antes compraban por kilo, ahora lo hacen por 500 gramos y no llevan variedad. Compran un solo tipo de queso y muchas veces no piden jamón”, agregó.


CHULETA POR LAS NUBES


El vendedor expresó que durante el último año sus clientes cambiaron el jamón por la mortadela.


“Ahora es lo que más se vende junto con el queso para rallar. La gente la encontraba económica aunque ahora ya cuesta lo mismo que el fiambre”.


El embutido de pollo está en Bs 40 mil, mientras que el de carne se consigue en Bs 35 mil.


Otro rubro que se ha encarecido es la chuleta ahumada. En los distintos puestos del mercado de Sotillo se exhibe en Bs 65 mil.


Rosa Chaguán, jubilada, sostuvo que “desde hace años” no compra este corte de cerdo. En su lugar, explicó que adquiere huesitos ahumados que se venden en Bs 32 mil.


Rogelio Mota, propietario de una chacutería, expresó que la chuleta ahumada ya no se vende como antes.


“La expendo solo para tener variedad en el puesto porque la gente compra poca cantidad. Para vender 10 kilos, a veces, pasan tres días. En quincena mejoran un poco las ventas”.


 Publicidad
 Twitter
 Publicidad