thumb
 15/11/2018

Titulares:

Una pasarela o un túnel son las soluciones más viables
Conductores rechazan colocación de reductores de velocidad en la JBA

A A
Una pasarela o un túnel son las soluciones más viables que aconsejan los encuestados, pues dicen que la instalación de los "ojos de gato" lo que ha generado es mayor tráfico sobre todo en horas pico

Conductores particulares, transportistas y hasta usuarios rechazan los reductores de velocidad que fueron colocados en la avenida Juan Bautista Arismendi la pasada semana a la altura de la Isleta I, a su juicio los mismos intensifican las colas.

Un equipo de prensa de este medio impreso salió a las calles a preguntar la opinión de transeúntes y choferes motivado a la polémica que se ha creado a partir de la colocación de los mismos. Las repuestas siempre coincidieron:

Según Daniel Gil, taxista de la línea Nueva Esparta, “estos reductores o policías acostados nos traen muchos problemas y demoras en nuestros traslados, nos quita mucho tiempo en nuestro trabajo. Eso es muy problemático porque a veces viene un carro volando se frena de golpe cuando ve el policía acostado, y es ahí entonces cuando viene el problema porque se produce una colisión. La solución sería una pasarela o un túnel. La mayoría de las carreras son para allá y el tráfico se pone pesado en horas pico”, agregó.

Se conoció que el propósito de colocar en plena avenida estos reductores de velocidad era para evitar que siguieran proliferando los accidentes de tránsito, sin embargo las personas encuestadas opinan que la mejor solución era colocar una pasarela.

Asimismo, Danny Bermúdez, taxista de la misma línea, manifestó que “la solución es una pasarela, y la gente no la utilice y la atropellen ese es su problema, esos ojos de gato no solucionan nada. Yo vivo en San Antonio y tengo que traer la niña al colegio en Porlamar y tengo que salir horas antes para poder llegar por las largas colas”, refirió.
También indicaron que los reductores de velocidad facilitan los atracos, sobre todo en horas nocturnas: “No hay tampoco suficiente iluminación y señalización, queremos que nos escuchen y quiten esos ojos de gatos que no hacen nada en esa vía”, dijeron Manuel Ramos y Freddy Silva.

“Solicitamos al alcalde de la zona, y al gobernador Morel Rodríguez que tome en cuenta la opinión de quienes transitamos por el lugar, somos quienes verdaderamente nos vemos más afectados. Hay malestar entre los transportistas porque se ve afectado nuestro trabajo”, dijo, por su parte Sergio Gómez, chofer que cubre la ruta de Cotoperí.

Los entrevistados advirtieron que insistirán en su lucha por conseguir respuestas a sus peticiones, de lo contrario aseguraron que tomarán acciones de calles para ejercer presión sobre las autoridades.
Ramón Gaviria, Roselis Granado y Tomás Gómez, pertenecen a la línea Negro Primero, e insisten que una pasarela en la zona es la solución más viable para los transeúntes que deben pasar de un extremo a otro y para los conductores quienes no tienen que perder valiosas horas en cola.

“Desde la 911 comienza la cola en las mañanas, y nosotros que somos choferes de la líneas de transporte escuchamos como los usuarios se quejan por el tiempo que tenemos que perder en la cola. En vez buscar un mecanismo para agilizar la vía por la que transita la gran mayoría de personas lo que hacen es congestionarla aún más”, refieren los molestos choferes.

 Publicidad
 Twitter
 Publicidad