thumb
 14/11/2018

Titulares:

Rejuvenece tu cuerpo comiendo apio

A A

Comiendo apio (célery) evitamos padecer un mal funcionamiento en todos los sistemas del cuerpo y, además, prevenimos la aparición de ciertas enfermedades como, por ejemplo, diabetes, artritis, venas varicosas, problemas cardíacos, hemorroides, problemas renales o biliares.


En el ranking de vegetales muy nutritivos y perfectos para nuestra salud, el apio se ubica en los primeros puestos. Es bien refrescante, ideal para el verano, se come crudo en ensaladas y es perfecto para quitar la ansiedad por la comida a media tarde. ¡No puede faltar en tus platillos del verano! Pero, además de eso, ¿sabías que puedes rejuvenecer comiendo apio? Entérate de más en el siguiente artículo.


¿Para qué sirve el apio?


Este vegetal tan versátil, que queda perfecto en una sopa para pleno invierno o en una rica ensalada veraniega, tiene una gran cantidad de magnesio y hierro. ¡Una combinación súper poderosa! Nutre todas las células del cuerpo y, además, nos aporta lo necesario en sodio para que nuestro organismo funcione a la perfección.


Por otra parte, el apio tiene mucho calcio que, como ya sabemos, es bueno para fortalecer el estado de los huesos, sobre todo, en la tercera edad. Pero no termina allí, porque esta verdura tan rica ayuda a convertir el calcio inorgánico (ingerido a través de alimentos refinados o alterados químicamente) en orgánico.


Comiendo apio evitamos padecer un mal funcionamiento en todos los sistemas del cuerpo y, además, prevenimos la aparición de ciertas enfermedades como, por ejemplo, diabetes, artritis, venas varicosas, problemas cardíacos, hemorroides, problemas renales o biliares.


El sodio que aporta el apio mantiene en excelentes condiciones el flujo sanguíneo y el sistema linfático, evitando que la sangre esté demasiado espesa o ácida.


En el caso de las mujeres que se encuentran con el período menstrual o la lactancia, el apio les puede ayudar a restituir el organismo y a reponer tanto el hierro como el calcio que pierde el organismo a través de la menstruación o la leche.


Una receta que no falla en estos casos es un batido riquísimo preparado con


2 tallos de apio


½ taza de espinacas crudas


2 zanahorias peladas


3 almendras (o ½ taza de avena en copos)


Preparación


Pela las zanahorias y trocéalas. A continuación, ponlas en la licuadora o procesador de alimentos con los demás ingredientes bien lavados. Mezcla y bebe de inmediato. ¡En seguida tendrás tanta energía como para correr una maratón (no sabemos si podrás ganarla, pero al menos competir)!


El apio y la piel


¿Todavía buscas más razones para comer apio? Bueno, pues entonces has de saber que mejora la apariencia de la piel, evitando que luzca cansada y opaca por causa de una mala nutrición en las células (ya sea por el cansancio o por una alimentación desequilibrada).


Si consumes periódicamente zumo de apio con zanahoria (a partes iguales), nutrirás tu piel y mineralizarás el cuerpo. Es un tónico natural perfecto para la salud tanto externa como interna. Los efectos se verán en seguida, también en los ojos.


Ingredientes


2 ramas de apio


5 hojas de lechuga


Col


Preparación


Coloca todo troceado en el vaso de la licuadora y añade un poco de agua. Mezcla bien y bebe de inmediato, mejor si es en ayunas. Esta bebida es muy refrescante para los días de verano (puedes añadir cubitos de hielo, si lo deseas) y, además de verte bien por fuera, también reducirás los niveles de estrés o de ansiedad, y dejarás de lado el insomnio.


Además de apio, si quieres verte mucho más joven y sentirte saludable y con todas las fuerzas para afrontar cada día, sus obligaciones y ocupaciones, no dudes en incluir otros alimentos buenos para aportar calcio orgánico y convertir el inorgánico en bueno para tu cuerpo.


Entre los destacados se encuentran:


Vegetales frescos


Frutas frescas en general y cítricos en particular


Semillas


Levadura de cerveza


Miel pura de abeja


Germinados


Alfalfa


Polen


Algas marinas


¿Con más ganas de licuados de apio?


Si no te han alcanzado las opciones que te acabamos de ofrecer, aquí tienes más ideas para consumir apio si no quieres siempre ingerirlo en la ensalada o en una sopa (sobre todo ahora que hace calor).


Licuado de apio, zanahoria y limón


Esta receta sirve para reducir la hipertensión, por ejemplo.


Ingredientes:


6 tallos de apio


2 zanahorias


2 limones


Preparación


Licuado de apio, pepino y kiwi


Todos ingredientes verdes para mejorar tu digestión y sentirte muy bien.


Ingredientes:


4 ramas de apio


1 pepino


2 kiwis


Preparación


Zumo de apio, piña y naranjas


Si quieres adelgazar y eliminar toxinas que repercuten en tu salud y tu piel, no dudes en preparar este licuado.


Ingredientes:


(Para dos vasos)


2 tallos de apio


3 rodajas de piña


El zumo de 2 naranjas


 


Preparación:


 Publicidad
 Twitter
 Publicidad