thumb
 19/02/2019

Titulares:

Piden ayuda a las embajadas de sus respectivos países Veintiocho pescadores asiáticos permanecen varados en Playa Valdez

A A
Un grupo de trece pescadores indonesios y 15 chinos permanece con su barco de pesca anclado en el muelle de Playa Valdez, en Porlamar, desde hace dos meses y medio, en espera de los trámites de la Fiscalía para el regreso a sus respectivos países.

La parada forzosa en Margarita se dio tras la muerte accidental de un pescador indonesio de la tripulación, cuando la nave de bandera china buscaba una embarcación auxiliar que se adentró en el espacio marítimo de Venezuela, en mayo pasado, y fue traído a Porlamar por la Guardia Costera.

La mayor√≠a de ellos tienen entre 18 y 25 a√Īos de edad. Se les dificulta comunicarse, pues no conocen el idioma, y son ayudados por los pescadores artesanales de la localidad a llamar a sus hogares y a las embajadas de sus respectivos pa√≠ses. Para comprar sus art√≠culos personales, pescan en la lonja de Valdez. "Est√°n a la buena de Dios, nadie se est√° encargando de ellos", dijo un pescador.

Funcionarios de La Armada impiden el paso al muelle de Valdez a los asiduos a la pesca deportiva que acostumbraban visitar el lugar, quienes presionan a diario para que el barco sea trasladado al muelle de Pampatar, comentaron pescadores de la lonja.

La Armada ha considerado el traslado del barco y anclarlo en un espacio marino entre El Farall√≥n ‚Äďconocido tambi√©n como la Roca de Los P√°jaros, que se divisa desde El Morro- y las costas de Pampatar, seg√ļn informaci√≥n de los pescadores, quienes cuestionan esa opci√≥n por tratarse la zona de un importante caladero.
Seg√ļn sus estimaciones el barco-cava contiene aproximadamente 120 toneladas de at√ļn, y las embarcaciones auxiliares cerca de 80 toneladas. Requieren combustible para ‚Äúachicar‚ÄĚ o sacar el agua de la nave e impedir que se hunda.
‚ÄúSi no les han tra√≠do combustible al muelle, menos se lo van a llevar al mar, y algunos de los j√≥venes marinos no saben nadar; la verdad es que muchos pescadores no sabemos nadar. Si los trasladan para all√° es peligroso que ocurra una tragedia‚ÄĚ, dijo Jorge Rosal, trabajador de la pesca.

Temen adem√°s que puedan ser v√≠ctimas de piratas de mar. ‚ÄúA nosotros nos han robado ac√° motores que cuestan Bs. 15 mil, qui√©n dice que no los van a robar a ellos que llevan toneladas de at√ļn‚ÄĚ, coment√≥.

En medio del problema, indicaron que ha resultado algo positivo y es que el barco anclado ha impedido que contin√ļen cayendo veh√≠culos al mar. En sus c√°lculos, han ca√≠do en un a√Īo 19 carros de pescadores deportivos o personas que acuden de juerga al lugar.

Al momento de la entrevista, un grupo de indonesios, entre ellos Rudi Berghgas, Khamdan Rohmat, Bambang Erawan, Hamdani, Sumanto y Saepudin, intentaban comunicarse con la Embajada de su pa√≠s utilizando tarjetas telef√≥nicas que les llevan sus compa√Īeros margarite√Īos.

El barco de bandera china permanece anclado en el muelle de Valdez desde hace m√°s de dos meses
El barco-cava y una embarcación auxiliar
Jóvenes asiáticos de la tripulación en la lonja de Valdez
Rudi Berhgas, pescador indonesio
Los jóvenes intentan llamar a sus hogares y a las embajadas

 Publicidad
 Twitter
 Publicidad