thumb
 19/11/2018

Titulares:

Ebooks, streaming y m煤sica digital el futuro del entretenimiento

A A
Pel铆culas, libros y canciones se adaptan a la creciente disponibilidad de internet y modifican su formato para hacer frente a un porvenir netamente digital, que constituir谩 una nueva forma de cotidianidad.

Cuatro a帽os en la era de internet pueden ser una eternidad. Basta con mirar hacia atr谩s para comprobarlo: en 2008, por ejemplo, Facebook, actualmente con m谩s de 900 millones de usuarios, contaba con 150 millones de 鈥渁migos鈥, seg煤n datos de NewsMedia Lab.

Del mismo modo, Twitter ten铆a unos 4.5 millones de seguidores, contra los 140 millones de hoy.

El mundo online se caracteriza por ser pl谩stico, d煤ctil y, sobre todo, fluido, con una capacidad incre铆ble de adaptaci贸n. Los cambios se suceden con rapidez y alcanzan a miles de millones de personas en distintos puntos del planeta.
A la flexibilidad del medio se suma la creciente facilidad con que las personas acceden a internet: ya no es necesario sentarse frente a una computadora para estar en l铆nea. Con la explosi贸n de dispositivos como tablets y smartphones, se puede estar online en cualquier momento o lugar.

El viaje en subte hasta la oficina es tan v谩lido como el living de la casa para ponerse al d铆a con esa serie que seguimos religiosamente, conocer el nuevo corte de nuestro artista favorito o leer las 煤ltimas p谩ginas de la novela que nos mantuvo en vilo las 煤ltimas noches.
Internet y h谩bitos de usuarios se influencian de forma rec铆proca: los cambios en uno traen necesariamente cambios en el otro.

A la creciente disponibilidad del acceso a internet, junto con la aparici贸n de distintos dispositivos desde los cuales estar online, como smartphones y tablets, se profundiza la inversi贸n en internet y especialmente de internet m贸vil; consecuentemente, la mayor disponibilidad de internet crea cada vez m谩s usuarios, a la vez que empuja el consumo de contenido online.

El futuro del entretenimiento es digital
Una de los desplazamientos m谩s importantes a partir de la mayor penetraci贸n de internet es el que atraviesa la industria del entretenimiento. Libros, pel铆culas y m煤sica se fueron adaptando a las nuevas herramientas, pero debieron modificar profundamente sus estructuras y soportes en el camino.

En este sentido, el estudio Global Entertainment and Media Outlook 2012-2016 de la consultora PriceWaterhouse Cooper鈥檚 se帽ala que se ha alcanzado 鈥渆l fin de los comienzos digitales鈥 en referencia a que el mundo digital ya super贸 la etapa de novedad y se convirti贸 en un elemento de la vida diaria.

Seg煤n datos de este trabajo, la inversi贸n en el acceso a internet, tanto m贸vil como el tradicional, viene creciendo sostenidamente desde 2007, y se espera que lo siga haciendo en los cuatro pr贸ximos a帽os. Se estima que para 2016, se invertir谩n alrededor de u$s493.000 millones en este sector.

La investigaci贸n asimismo remarca la explosi贸n de la conectividad m贸vil favorecida por la variedad en la oferta de smartphones y la profunda penetraci贸n de estos dispositivos en los distintos mercados.

Las cifras confirman esta tendencia: en la Argentina, la cantidad de smartphones en uso creci贸 80% y alcanz贸 los 3.3 millones de dispositivos a fines de 2011.

Del mismo modo,en 2011, 40% del gasto global en acceso a internet correspond铆a a internet m贸vil y se espera que el n煤mero se duplique en los pr贸ximos cuatro a帽os.

El rubro de entretenimiento no puede sino seguir estos pasos. Desde los 煤ltimos a帽os, las industrias editorial, f铆lmica, musical han descansado fuertemente en las nuevas tecnolog铆as e internet como fuente de divulgaci贸n y ventas.
Los ebooks se abren paso

En lo que al mercado de libros respecta, seg煤n las previsiones de PWC, la inversi贸n total en la industria editorial en 2016, un 17.9% corresponder谩 a ebooks, una escalada pronunciada desde el 4.9% que represent贸 en 2011. El mercado global totalizar谩 casi u$s21.000 millones.

En los EEUU, por ejemplo, esta transici贸n ya est谩 en marcha: las cifras informadas por la Association of American Publishers (AAP) confirmaron que por primera vez, las ventas de libros digitales superaron a las de libros en papel de tapa dura.

En la Book Expo Am茅rica, una de las ferias de libros m谩s grandes del mundo se sinti贸 el cambio inclusive en la disposici贸n espacial de los stands. Mientras que a帽os pasados eran grandes editoriales en papel las que ocupaban el centro de la escena, en la edici贸n 2012 lo hicieron las editoriales de ebooks.

El desplazamiento f铆sico constituye una met谩fora para el deslizamiento que se da hacia dentro del rubro: "La gente se est谩 dando cuenta de que las cosas se mueven hacia lo digital, y de que tienen que ajustarse a ello", se帽al贸 en este sentido Tom Humphrey, due帽o de Kobo, una empresa de ebooks canadienses.

As铆, se espera que el mercado de libros digitales en los EEUU se cuadruplique hasta 2016, alcanzando un total de 12.900 millones de d贸lares.

La tendencia tambi茅n se vio en la Feria del Libro 2012 en la Argentina, donde se dispuso un 谩rea especial para los libros digitales, Espacio Digital, del que participaron varias empresas y sitios que ofrecen la descarga de libros digitales.

El lema de la feria, 鈥淯n futuro con libros鈥, cobra as铆 una nueva relevancia: el futuro de los libros es digital.

Adi贸s a los CD
Una suerte similar corre la industria musical, en la que PWC prev茅 que los servicios de streaming impulsen el crecimiento de la distribuci贸n digital de contenido, empujado por el creciente alcance de la banda ancha.

As铆, se espera que la inversi贸n en formatos digitales de m煤sica sobrepase a los tradicionales y alcance el 55% del mercado en 2016.

La industria de m煤sica digital tambi茅n tendr谩 ayuda de las redes sociales, que contribuir谩n a la distribuci贸n en t茅rminos de descargas: el "boca a boca" constituye tambi茅n un fen贸meno de la era digital.

Por el contrario, la m煤sica f铆sica seguir谩 la tendencia bajista que ya viene registrando desde hace algunos a帽os, ya que, se帽ala PWC, el mercado de discos y CD se compone en la actualidad casi exclusivamente por amantes de los soportes tradicionales.

Para los fan谩ticos de la m煤sica digital, la tienda digital de Apple, iTunes, lleg贸 a Latinoam茅rica a fines de 2011, adelant谩ndose a rivales como Google Play.
iTunes permite bajar 谩lbumes y canciones, junto con pel铆culas y series. En su portal Latinoam茅rica, la tienda de Apple dedica una secci贸n especial de artistas de la regi贸n.

Adem谩s, iTunes trajo a la Argentina iTunes Match, que permite guardar en la nube la m煤sica almacenada en la PC, para poder escucharla con mejor calidad de sonido en cualquier dispositivo de la marca.

Streaming, la nueva forma de disfrutar del cine y la tv
La industria del cine, por su parte, no ser谩 ajena al deslizamiento hacia el mundo digital.

El estudio de PWC prev茅 que para 2016, un 36% de los videos para ver en el hogar sean digitales. la cifra representa casi el doble respecto de 2011, cuando solo el 19% de los videos a ser consumidos en el hogar eran digitales.
Paralelamente, la inversi贸n en formatos f铆sicos caer谩 alrededor del 20% en los pr贸ximos cuatro a帽os.

La industria crecer谩 en su variante digital, impulsada por servicios de streaming, como YouTube, y de video-on-demand. La disponibilidad de estas opciones a su vez favorecer谩 la accesibilidad a una creciente cantidad de contenidos. Este movimiento se enmarca en la variedad y cantidad de dispositivos que permiten reproducir pel铆culas o videos, como tablets, smartphones o televisiones conectadas a internet.
La tv se enfrenta a un panorama similar, ya que, seg煤n el estudio de PWC, el segmento seguir谩 su crecimiento, tambi茅n en Latinoam茅rica.

La Argentina no es ajena a la tendencia. De acuerdo con datos de comScore, los argentinos consumieron un total de casi 1.5 millones de videos online en diciembre de 2011 y se ubicaron detr谩s de brasile帽os y mexicanos.
Los subt铆tulos autom谩ticos que introdujo YouTube a mediados de este mes sin duda empujar谩n estas cifras hacia arriba, ya que se acortar谩n las distancias ling眉铆sticas.

La consultora espera que las cifras de acceso a entretenimiento online crezcan conforme lo haga la disponibilidad de acceso a internet.

Por otro lado, el streaming de pel铆culas y series se consolida en la Argentina especialmente a partir del desembarco de Netflix en septiembre de 2011. Su cat谩logo de ofertas fue engros谩ndose paulatinamente, inclusive a帽adiendo secciones exclusivas para ni帽os, de forma tal de poder ofrecer contenido para todos los paladares.

Sin embargo el informe se帽ala a uno de los culpables de siempre en el freno del desarrollo del 谩rea: hacia 2016, la pirater铆a a煤n constituir谩 un problema que la industria deber谩 resolver para continuar con su crecimiento.




 Publicidad
 Twitter
 Publicidad